Cervicometría

Es un estudio ecográfico que permite evaluar las características del cervix (cuello uterino materno, donde se valora esencialmente la longitud cervical y la embudización, que son los elementos más importantes para predecir el riesgo de parto prematuro.

La cervicometría es útil en aquellas pacientes con gestaciones de alto riesgo de parto prematuro como aquellas con antecedente de parto prematuro previo, anormalidades uterinas, los embarazos múltiples, aumento de la cantidad de líquido amniótico y otras.

Es recomendado se realice entre la semana 20 a 24 de embarazo. Cuando existe un riesgo elevado de parto prematuro por la historia clínica o se sospecha de un cérvix incompetente se podrá iniciar más precozmente en el embarazo la realización de la cervicometría y además establecer un monitoreo repetido de la misma.

Puede requerirse también el examen del cérvix por vía transvaginal para evaluar con precisión la presencia de placenta previa o de otras anormalidades como la presencia de inserción velamentosa del cordón umbilical con un vaso sanguíneo del cordón ubicado previo a la presentación del feto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *