Lo que te dirá la ecografía

Una ecografía es algo más que la primer imagen que tendrás de tu bebé. Además de permitir vigilar la evolución del embarazo puede desvelar anomalías fetales. Te revelamos todos sus secretos.

Para realizarse cualquiera de las tres ecografías recomendadas en el embarazo no es necesario hacer ninguna preparación especial. Habitualmente se realizan poniendo en contacto la sonda del ecógrafo con la piel del abdomen (ecografía abdominal). Se recomienda no utilizar crema hidratante en las 24 horas anteriores a la prueba: alguna de ellas puede dificultar la transmisión de los ultrasonidos.

En algunas ocasiones es necesario introducir la sonda dentro de la vagina (ecografía vaginal): porque el embrión es demasiado pequeño, porque es necesario visualizar con más detalle el embrión o alguna estructura fetal que es más accesible en una exploración a través de la vagina, para medir la longitud del cuello del útero, para descartar una placenta previa, etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *